3

La libertad religiosa, uno de los senderos que conduce a la paz, quizá el principal dijo en unos de sus mensajes de principio de año el Papa Emérito Benedicto XVI, sigue siendo un quebradero de cabeza para muchos fieles en todo el mundo.
El Pew Research Center (PRW) ha seguido las restricciones religiosas en cerca de 200 países en todo el planeta desde 2007, produciendo una serie de importantes reportes que analizan las experiencias de hostilidad social o restricción gubernamental en materia religiosa.
En el reciente reporte de 2013, el PRW destaca algunas claves para entender lo que está sucediendo en este terreno fundamental de los derechos humanos.
Uno de cada cuatro países en el mundo restringe la libertad religiosa
Tras un aumento consistente en años recientes, la hostilidad social –aquella perpetrada por individuos y grupos de la sociedad en contra de la libertad religiosa– por alguna razón declinó de 2012 a 2013.
Un poco más de una cuarta parte de los países del mundo (27 por ciento), experimentó niveles altos o muy altos de hostilidad religiosa llevada a cabo por individuos y grupos en 2013.  Este porcentaje contrasta con el 33 por ciento reportado en 2012.
Sin embargo las restricciones gubernamentales permanecieron relativamente estables entre 2012 (en que 29 por ciento de los países tuvieron altas o muy altas tasas de restricciones gubernamentales en materia de práctica religiosa) contra 27 por ciento en 2013.
Judíos, cristianos, musulmanes
El informe del PRW muestra que ciertos grupos religiosos son particularmente objeto de hostilidad y restricciones en el mundo entero.
Por ejemplo, ha habido un marcado incremento en el número de países en los que los judíos son hostilizados.  Hay que recordar que los judíos componen tan sólo 0.2 por ciento de la población mundial, pero fueron hostigados por individuos o grupos de la sociedad o enfrentaron restricciones gubernamentales en 77 países durante 2013 (contra 71 en 2012 o 51 en 2007).
Sin embargo, como en años anteriores, los dos grandes grupos religiosos, cristianos y musulmanes, son los que mayormente enfrentan persecución y restricciones en el plantea: los cristianos son hostigados en 102 países y los musulmanes en 99.
Es decir, un poco más de la mitad de los países del mundo persiguen a los cristianos, mientras que un poco menos de la mitad lo hacen con los musulmanes, siendo el Medio Oriente –donde cristianismo, islamismo y judaísmo nacieron– la región que permanece como la que más persigue y restringe la libertad religiosa en el mundo.

FUENTE: ALETEIA.ORG